¡CÓMO DIVERTIRSE SIN SALIR DE CASA!

¡CÓMO DIVERTIRSE SIN SALIR DE CASA!

2 mayo 2018 - Publicado por Zoé - No hay comentarios

Hello! ¿Cómo estáis? Yo súper contenta porque este fin de semana tengo planazo.

Os cuento…¡¡¡Voy a hacer una PIJAMA PARTY!!!! ¡Uno de los mejores planes que puedes montar con tus amigas!

¿Y en qué consiste? No te apures, que NO es nada complicado.

Así es como Liseta y yo organizamos la fiesta…que seguro será todo un ÉXITO.

 

LOS PREPARATIVOS

  1.  CITA en una de las casas. Os podéis enviar una invitación sencilla, en papel, hecha por vosotras mismas. Con la dirección, hora y dress code (o cómo hay que ir vestidas): ¡EN PIJAMA!

 

  1. LLEGA LA HORA. Lo ideal es empezar no muy tarde, para no estar muy cansadas. Las siete o las ocho es buena hora para reunirse en la casa de una de vosotras.

 

  1. PREPARAMOS el escenario. Colchones por el suelo, mantitas, almohadones… Cuanto más mullido, mejor, porque seguro que acabaremos por los suelos, muertas de risa.

 

  1. ¡PROVISIONES! Galletas, fruta (y sin que nadie se entere, algunas chuches, je je). Porque la mitad de la noche puede darnos un HAMBRE, y tener que ir a ciegas hasta la cocina no es PLAN.

 

  1. ¡A JUGAR! Aquí llega la mejor parte. Hay muchas posibilidades, pero podemos empezar con juegos tranquilos, como adivinar personajes de la historia o famosos de hoy en día dándonos pistas, o jugara adivinar películas para ir subiendo la intensidad “juguetona”.

 

En la segunda parte podemos jugar al teléfono estropeado, a las sillas musicales. (¿Nunca has jugado? ¡No me lo puedo creer!) Ponemos tantas sillas en círculo como participantes, menos una, y arrancamos la música mientras giramos alrededor. Cuando se para la música, corremos a sentarnos y quien se queda sin silla es eliminado. Quitamos otra silla, y así hasta que solo quedan dos participantes y una silla… ¡ES LA GUERRA! je, je.

 

  1. APOTEOSIS PIJAMERA. Entramos en la parte final. Nos lanzamos a jugar al pilla-pilla, después nos pintarrajeamos con las pinturas de nuestras hermanas mayores y nos embadurnamos de mascarillas caseras hechas a base de yogur, pepino y limón. Nos pintamos las uñas de los pies y contamos historias de miedo con la luz apagada. ¡Bailamos y cantamos viejas canciones de Beyoncé y las nuevas de Taylor Swift! Y para terminar, una pelea de almohadas, con carrera por encima de los colchones… ¡GENIAL!

 

  1. PUNTO Y FINAL. Y en lo mejor de la noche es cuando algún padre o madre entra en el cuarto y pega dos gritos huracanados: «Ya ESTÁ bien!» GLUPS. Apagan la luz y tenemos que buscarlos colchones a oscuras y quitarnos las mascarillas y la pintura con un poco de papel… y a dormir. Aunque todavía podemos contarnos secretos y reírnos bajito, con la luz apagada, hasta que nos vuelvan a regañar.

 

Al día siguiente estaremos muertas de cansancio…pero ¿¡y qué!?

¡NO HAY NADA MEJOR QUE UNA FIESTA DE PIJAMAS!

¡SUPERMEGABESOS!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.